miércoles, 30 de octubre de 2013

Pizza con "Masa" de Coliflor


Cuando alguien habla de pizza, lo primero que me viene a la mente es comida que engorda, que no es nutritiva, que tiene gluten.

Pero cuando tienes una opción de pizza que es todo lo contrario pues adelante, ¿no? Hay que intentarlo. Y es por eso que los fines de semana tienen un mejor propósito: intentar una receta y tener éxito.

Y creo que lo logré :D

Aquí les comparto la receta que más comentarios ha tenido en mi cuenta personal Facebook y de la cual no sentirás culpa después de comerla: 

Ingredientes:Para la "masa":
1 cabeza de coliflor grande (rendirá aprox. 4 tazas una vez picada)
1 huevo
¼ de taza de queso gouda o manchego
¼ de taza de queso parmesano
½ cucharadita de albahaca en polvo ½ cucharadita de orégano ½ de sal de mar


Para la salsa:
½ paquete de puré de tomate
1 cucharadita de ajo picado
1 cucharada de cebolla picada
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de harina de arroz
½ cucharadita de sal de mar
¼ de taza de agua
1 cucharada de azúcar mascabado 

Instrucciones para la “masa”:
Cortar todas las flores de la coliflor y picarlas en un procesador (o en una licuadora) hasta que quede como nieve.
Poner a hervir una taza de agua en una cacerola, una vez lista vaciar la coliflor picada y dejar cocer por 5 minutos (también la puedes meter en el microondas por 4 minutos).
Saca la coliflor y colócala en un escurridor y déjala enfriar unos minutos.
Precalienta tu horno a 180 °C.
Aquí viene la parte buena: Transfiere la coliflor a un trapo y presiónala hasta que salga la mayor parte del líquido. ¡Harás brazo!


Coloca la coliflor en un recipiente, vacía el resto de los ingredientes. Mézclalos con tu mano hasta que queden bien incorporados.


En una charola de cualquier forma, coloca papel encerado sobre ella y coloca la “masa” dándole la forma que desees con unos 3-4 cm de alto. 



Colócala en el horno por aproximadamente 50 minutos. 


*Si tienes horno eléctrico mucho mejor, porque la parte de arriba se dorará más y quedará más crujiente.


Instrucciones para la salsa:
Coloca la cebolla y el ajo picados en una cacerola a fuego lento con un poco de aceite de oliva y dóralas un poco.
Agrega el resto de los ingredientes, excepto la harina de arroz y calienta a fuego lento por 5 minutos.
Agrega la harina de arroz (para que espese un poco) y caliente a fuego lento por otros 5 minutos hasta que todo esté incorporado. (Si no agregas harina de arroz puede que el aceite de oliva se separe).
Retírala del horno y agrega la salsa, el queso que tu quieras y los vegetales que tu quieras.
Métela al horno de 8-10 minutos.


¡Listo!


Por favor, evita ponerle salchicha o jamón o algún embutido, recuerda que la cosa es mantener tu alimentación sana y sin químicos que dañen tu estómago. Yo usé queso gouda y champiñones y pimientos verdes. Puedes incluir brócoli, aceitunas negras, atún, tocino, en fin, sé creativo.


Si deseas que la masa salga un poco más dura, puedes agregar ¼ ó ½ de taza de harina de arroz, yo no lo hice, pero lo intentaré la próxima vez.


Y pues la acompañé con un vasito de vino tinto. No tenía copas.


Ya ven, para todo hay maña creatividad.




P.D. Me sentí satisfecha después del segundo pedazo, sin esa sensación de inflamación que te deja la harina de trigo. De verdad.