lunes, 30 de junio de 2014

¿Sufres Seguido de Cansancio? Puede Ser Fatiga Adrenal


La fatiga crónica puede ser señal de fatiga adrenal en muchas personas.
¿Te sientes cansada todo el día sin razón alguna? ¿Te cuesta trabajo levantarte de la cama en las mañanas y funcionar bien todo el día? Puede ser que se trate de fatiga adrenal. El Dr. James Wilson, quien fue que reconoció la fatiga adrenal como una condición de salud en 1998, dice que casi el 80% de las personas que viven en países industrializados pueden padecerla. Desafortunadamente, los médicos convencionales no la reconocen como una condición (como me pasó a mi) así que hay muchas personas que están mal diagnosticadas y no reciben tratamiento.


 
¿Qué es la Fatiga Adrenal?
Primero, les cuento qué función tienen nuestras glándulas adrenales. Estas dos glándulas, del tamaño de una nuez, se ubican sobre nuestros riñones y son responsables de la secreción de muchas hormonas incluyendo dopamina, epinefrina, noerepinefrina, cortisol, estrógeno y testosterona. Cuando el cuerpo se estresa (ya sea por alguna enfermedad o por trabajo), las adrenales liberan cortisol para aumentar los niveles de energía y preparar al cuerpo para manejar ese estrés. Así mismo, las hormonas epinefrina y noerepinefrina se liberan para que el cuerpo reaccione con síntomas como incremento en latidos y respiración y generar alerta máxima. Otra de sus funciones es regular los niveles de azúcar en la sangre, de lo cual se encarga el cortisol.
Cuando una persona ha pasado por estrés crónico, las adrenales ya no pueden cumplir con esa demanda de producir los niveles de hormonas necesarias para las diferentes funciones del cuerpo. O sea, funcionan, pero no al 100%. A esto se le conoce como fatiga adrenal.

Síntomas de Fatiga Adrenal
En la mayoría de los casos, la persona que padece esta condición dice que ha pasado alguna forma de estrés ya sea por la muerte de algún familiar, la pérdida del empleo, problemas financieros, alguna enfermedad crónica. O simple y sencillamente, la causa es el constante estrés de nuestra vida diaria. Puedes desarrollar fatiga adrenal después de años de estrés ya que éste es acumulativo.
Si experimentas varios de estos síntomas, es importante visitar a un médico:
Te cuesta trabajo levantarte en las mañanas
Depresión leve
Ansiedad por comer alimentos salados o muy dulces
Cansancio a pesar de haber dormido toda la noche
Inhabilidad para manejar el estrés diario
Falta de energía
No te sientes despierto hasta las 10 de la mañana; te sientes cansado entre 3 y 4pm y luego activo después de las 6pm
A pesar de estar cansado, no te vas a dormir
Debilidad y dolor muscular; dolor articular
Presión sanguínea baja
Aumento de peso en el área del abdomen
Bajo sistema inmunológico; una gripa te dura meses o te enfermas muy seguido
Te sientes abrumado, nervioso, ansioso
Falta de interés en actividades que te gustas
Bajo deseo sexual

Tratamiento para Fatiga Adrenal
A menos que tu caso sea muy severo (es decir, no puedas levantarte de la cama y estés completamente adolorido, para lo cual requerirías de dosis diarias -pero bajas- de cortisona), el tratamiento para aliviar la fatiga adrenal es muy fácil pero requiere de dedicación y cambios en tu dieta y estilo de vida.
Estas son las recomendaciones:
Para empezar necesitas dormir más. Yo sé que puede ser imposible, sobre todo si eres mamá y trabajas. Trata tienes que estar en la cama a más tardar a las 10pm, ya que poco después de esa hora las adrenales (y el cuerpo en general) comienza su proceso de descanso y reparación.

Los cambios en tu dieta son muy importantes. Come más granos enteros, frutas, verduras, proteína y fibra. Deja las harinas y los alimentos procesados.

Evita el alcohol y la cafeína. Eso acelera tus adrenales y lo que único que va a ocasionar es más cansancio (¿a poco no te has sentido súper activa con esa taza de café y a las horas te sientes como ”aplastada”?).

Minimiza tu consumo de azúcar. Cuando consumes azúcar, las adrenales trabajan para nivelar el azúcar en tu sangre.

Hacer ejercicio de bajo impacto. Caminar, nadar, yoga (sobre todo al aire libre) por al menos 30 minutos, te descansarán y harán que recuperes tu energía.

¡Reír! Apaga el noticiero y sus noticias malas. Sintoniza una comedia o haz como yo, ponte a ver el béisbol o una comedia.
Es bien importante nutrir a tus adrenales con vitaminas y hierbas como:
Vitamina C – 2,000 mg
Vitamina B5 – 500 mg
Complejo de Vitamina B
Magnesio – 400 mg (de preferencia antes de dormir)
Raíz de regaliz (evítala si sufres de alta presión)
Rhodiola Rosea
Ashwagandha
Gotu Kola 

Mi caso con Fatiga Adrenal
Mis dos trabajos anteriores pusieron a mis adrenales en un verdadero caos. Pasé por una crisis nerviosa que me dejó agotada y de la cual les contaré después cómo la superé. Mi trabajo como gerente de recepción de un hotel me puso durante 4 años y medio en un estado de estrés constante, pero no fue hasta mi trabajo en una agencia de cruceros que me causó todo esto. Despertarse a las 4:30 am, correr a mil por hora en el muelle atendiendo turistas, coordinando guías, choferes y camiones por casi 4 horas, tomarme un latte con doble shot de espresso para poder continuar, comer comida chatarra porque no hay tiempo y cenar lo mismo porque no tienes fuerzas ni ganas de prepararte algo sano, además dormir tarde preparando los tours del siguiente día. Terminé agotada física y mentalmente. Sin embargo, ¡hubo final feliz! Encontré un mejor trabajo y me recuperé.

¿Te ves con esta condición?
Todos comenzamos igual: Mucha presión en nuestro trabajo, en casa, en la escuela, con nuestros hijos, nuestras parejas. Puedes vivir bajo esta presión por años y mientras tanto no te das tiempo para detenerte, para descansar, para pensar en ti. Dependes del café para funcionar en la mañana y tus constantes deberes y responsabilidades evitan que le des a tu cuerpo los nutrientes que necesitas, en cambio te desayunas una torta con un refresco (lo veo en mi trabajo todos los días) y comes algo rápido como un pedazo de pizza y otro refresco. Cena, por el estilo. En lugar de unas frutas o nueces para el snack, te comes unas frituras, unas galletas o alguna otra cosa procesada. Te vas a dormir tarde por diferentes razones: trabajo, los niños, tareas o simplemente porque te la pasas en la computadora.

El cuerpo es sabio y estos síntomas son tu alerta de que hay que hacer un cambio radical en tu vida. Tienes un objetivo: Que empieces a pensar en ti y que pongas un freno a tu acelerada vida para que la disfrutes y la vivas al máximo.

¿Imposible? Para nada.