martes, 21 de enero de 2014

Tips Sencillos para Comenzar a Bajar de Peso


Es lamentable ver a muchas personas que cuando se acerca Semana Santa, hacen hasta lo imposible para adelgazar y lucir fabulosos en ese traje de baño nuevo, como pasar horas en el gimnasio o peor, matarse de hambre. Eso no es nada bueno para tu cuerpo.

Si realmente quieres bajar unos kilos y no recuperarlos, lo mejor es que comiences poco a poco adoptando ciertos hábitos para que no se te haga tan pesado y acostumbres a tu cuerpo a desear comida verdadera. Así que te doy los siguientes consejos:

Deja de tomar refresco.
Me molesta ver a un niño tomando refresco. Más me molesta que en las piñatas eso es lo primero que te sirven. Una botella de 600 ml de Coca Cola contiene 17 cucharaditas de azúcar que equivalen a 65 gramos. El comer azúcar causa un incremento de insulina, lo que ocasiona que tu cuerpo deje de usar grasa almacenada como "gasolina", entonces tu cuerpo convierte esa azúcar en grasa. Y luego por qué México es el país con mayor obesidad y diabetes infantil.
En su lugar: Toma agua natural con las comidas, o agua de coco, o agua mineral con el jugo de un limón. Todo eso, también ayudará a tu digestión.
Importante: Espera al menos 30 minutos antes de tomar agua después de cada comida o evitarás que las enzimas digestivas hagan su trabajo, de, valga la redundancia, digestión. Unos de tragos de agua durante la comida están bien.

Come un snack… pero que no sea un Snickers.
Para empezar no debes de saltarte una comida. Cuando pasa esto, tu nivel de azúcar en la sangre baja lo que hace que quieras devorar todo lo que encuentres en tu siguiente comida. Para evitar esto (o si te da hambre), te recomiendo que comas algo, pero que sea saludable. Las mejores opciones son frutas, nueces, almendras, trocitos de queso fresco o gouda, una taza de yogurt natural.
Te sugiero: Jícama, pepino, manzana o piña con limón y Tajín. Las almendras que sean naturales, no las empaquetadas sazonadas que traen conservadores y otros químicos. El yogurt, ¡que no sea de fruta! Tiene más azúcar (aprox. 7 cucharaditas el vasito). Consume el natural o el tipo griego y agrégale nueces, semillas de chía o tu fruta favorita. O unas tostaditas horneadas con un poco de queso crema.

Limita tu consumo de harinas… y comida procesada.
Me mata de risa ver las dietas de ciertas nutriólogas, que incluyen sándwiches de jamón y pan integral (o peor, recomiendan las bebidas Belight, endulzadas artificialmente). Para empezar una rebanada de pan blanco tiene azúcar y si a eso le agregas 100 gramos de comida procesada con el jamón, no le hace nada bien a tu intestino.
Mejor cámbialo por: Un tortilla con fajitas de pollo, con cebolla y pimiento asado. No le tengas miedo a la tortilla, tiene menos calorías, carbohidratos, azúcar y sodio que una rebanada de pan blanco. 
Tip: Consume las tortillas de Sr. Cactus, que están hechas en un 55% de nopales y tienen más fibra. Las encuentras en la Mega y en Walmart. 

Come más caldos de pollo y res.
Estos dos pobres alimentos tienen mala fama, ¿verdad? Si, la mayoría los ven como comida de enfermos. Todo lo contrario: las sopas de pasta están hechas de trigo el cual irrita el intestino; las cremas hacen lo mismo por su contenido de leche, sin mencionar las calorías. Los caldos hechos de huesos de pollo y res tienen muchos minerales como calcio, magnesio, fósforo, silicio, sulfato decondroitina, y glucosamina y los puedes servir con zanahoria o calabaza y cilantro y cebolla. ¡A que ya se te hizo agua la boca!
Tip: Agrega una cucharada de vinagre al momento de cocción. Eso extraerá la mayor cantidad de minerales de los huesos.

¡Actívate!
Treinta minutos es más que suficiente para poner a trabajar a tus músculos y a tu corazón. ¡Pero es que soy mamá y no tengo tiempo! Excusas. Ponte un par de tenis y juega a la pelota con ellos, 30 minutos. O salta a la cuerda. O corretéalos a cosquillas, por 30 minutos. Por Dios, ¡quítales la &%$@ tablet o los juegos de video y actívalos también!

Lo que yo hago es, al tener una Plaza Ley cerca de casa, me pongo tenis y ropa cómoda y camino hasta ahí. En el trayecto ida y vuelta y lo que duro buscando lo que compraré, son 45 minutos aproximadamente. O hago ejercicios de estiramiento o marcho un poco mientras veo un programa de TV. Misión cumplida.

Cuando yo enfermé hace un año, adopté estos hábitos para desintoxicarme y mejorar un poco los síntomas de mi enfermedad. Se me quitó la artritis que tenía en varios dedos. Al mes había perdido 3 kilos. Terminé perdiendo 5 kilos. A fin de cuentas perdí lo suficiente para deshacerme de casi 10 cm en el área de la cintura.

Ahora, que si se te antoja una sopa, una crema, una barra de chocolate, nadie dice que no lo puedes comer. Pero que sea una vez a la semana y en pequeñas cantidades. No querrás comerte una pizza completa.

No hagas caso del Metaboltonics ni de esas dietas que te prometen bajar varios kilos en una semana. Si acostumbras a tus células el alimento necesario, ellas se encargarán de hacer el resto. 

Un último consejo que te doy es no te peses ni todos los días ni cada semana. Que tu meta sea entrar en esos jeans que son una talla menos o que esa blusa abotonada te luzca mejor. No te tortures. Verás como en un par de semanas notarás la diferencia.

En resumen:
Evita el consumo de azúcar, sobre todo refrescos.
Limita el consumo de harina de trigo.
Si te da hambre, come alguna fruta o verdura y evita lo que venga en un paquete.

Actívate al menos 30 minutos diarios.
Consume más caldos de pollo o res y menos pastas y cremas.

Haz de estos pequeños grandes consejos un hábito y el peso que pierdas gradualmente no lo volverás a recuperar. Y además de esbelta, ¡estarás sana! Y en camino a prevenir enfermedades.

Por tu salud :D

Referencias: