lunes, 11 de noviembre de 2013

Cupcakes de Chocolate sin Gluten


Ayer tuve una invitada especial para la nueva receta de la semana: mi hermana Carolina. La invité para hacerle ver que un postre no siempre requiere tanto tiempo. Y para que aprendiera lo que yo he aprendido :)

Originalmente íbamos a hacer dos recetas (la otra era una de galletas de arándanos con chocolate y nuez) pero no nos alcanzaron las almendras para la harina, así que nos decidimos por lo que parece más apetitoso: los cupcakes de chocolate.

Después de ver varias recetas en internet y hacer varias combinaciones y sustituciones, así logré que quedaran los ingredientes:

Ingredientes:
3 huevos
½ barra de mantequilla (a temperatura ambiente)
½ taza de azúcar mascabado
¼ de sal de mar
½ cucharada de polvo para hornear
1/3 taza de cocoa
½ taza de almendras
¼ taza de nueces
1 cucharadita de extracto natural de vainilla
1 cucharadita de canela molida
Aceite de coco

Betún:
1 cucharada de leche de coco
½ tableta de chocolate amargo 73% cacao


Instrucciones:
En un procesador, pica las almendras y las nueces hasta que queden hechas un polvo fino.
En un recipiente hondo, combina las almendras, nueces, azúcar mascabado, polvo para hornear, cocoa y canela molida.
En otro recipiente, vacía los huevos, la mantequilla y la vainilla e incorpóralos con una batidora hasta que queden bien mezclados.
Mezcla ambos ingredientes y revuelve con la batidora hasta que no queden grumos.
En una charola para cupcakes previamente engrasada con mantequilla o aceite de coco, vierte con una cuchara un poco de la mezcla en cada uno de los espacios.


Hornea a 180 grados de 15 a 20 minutos o hasta que un tenedor o palillo que insertes en el centro del cupcake salga limpio. Déjalos enfriar. 


Para el betún, pon media tableta de chocolate amargo en un recipiente de cristal junto con una cucharada de leche de coco y derrite en el horno de microondas por 15 segundos. Revuelve y unta en cada uno de los cupcakes.
¡Sirve!

Rinde 8 cupcakes.

Este es el chocolate amargo que utilicé:

 

Los comimos en el postre, con un rico café.


Perfecto para comenzar la semana.