viernes, 8 de marzo de 2013

11 Señales que Indican una Posible Enfermedad de la Tiroides


Se estima que 27 millones de estadounidenses (incluida yo misma) están viviendo con una enfermedad de la tiroides. Afortunadamente, las enfermedades de la tiroides son tratables, sin embargo, puede ser difícil de diagnosticar ya que los síntomas tienden a ser sutiles y pueden ser fácilmente confundidos con los síntomas de otros problemas de salud. Estas son algunas de las señales de alerta más comunes para tener en cuenta.

Lo primero es lo primero: ¿Qué es la tiroides?
La glándula tiroides es una de varias glándulas endócrinas en el cuerpo. Esta glándula en forma de mariposa está en el cuello justo debajo de la laringe. La glándula tiroides produce hormonas que ayudan a controlar la función de muchos de los órganos del cuerpo, incluyendo el corazón, el cerebro, el hígado, los riñones y la piel. 

¿Qué es la enfermedad de la tiroides?
Hay una variedad de enfermedades y afecciones que causan el mal funcionamiento de la tiroides. Dos de las condiciones de la tiroides más comunes son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.

El hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides está poco activa y es incapaz de producir suficientes hormonas para satisfacer las necesidades del cuerpo. Esto puede producirse debido a un defecto de nacimiento, la extirpación quirúrgica de la glándula tiroides, una enfermedad autoinmune, bocio o nódulos.

El hipertiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides es hiperactiva y produce más hormonas que el cuerpo puede utilizar. La condición autoinmune conocida como la enfermedad de Graves es la causa más común de hipertiroidismo. Nódulos múltiples, tiroiditis y la ingesta excesiva de yodo también puede contribuir a problemas de este tipo.

También es posible tener el cáncer de la tiroides. Aunque la tasa de cáncer de tiroides están en aumento, sigue siendo uno de los tipos de cáncer más curables.

¿Cuáles son los síntomas de una enfermedad de la tiroides?
Los problemas de la tiroides pueden ser difícil de detectar en un principio, ya que muchos de los síntomas también son indicativos de otras condiciones de salud. Los síntomas de un problema de la tiroides también pueden variar de persona a persona siendo sutiles en unas o severos en otras. Si tienes otros problemas médicos, los síntomas asociados con esas condiciones puede ser más grave debido a problemas tiroideos subyacentes. La causa de la enfermedad de la tiroides, la gravedad de la deficiencia de la hormona tiroidea y que el cuerpo haya pasado un largo período de tiempo sin la suficiente hormona tiroidea pueden agravar los síntomas.

Estos son algunos síntomas que podrían indicar que tienes un problema de tiroides:
  • Sentirse agotado, exhausto, con sueño y/o fatiga, incluso con el descanso adecuado y durmiendo las horas suficientes.
  • Sentimientos de depresión o falta de interés en las cosas que antes disfrutabas.
  • Aumento y/o pesados ​​períodos menstruales (o la falta del período, en el caso de hipotiroidismo), problemas de infertilidad o abortos espontáneos.
  • Estreñimiento, incluso con una ingesta adecuada de fibra.
  • Falta de memoria, dificultad para concentrarse, dificultad para aprender o sentir como si estuvieras en una niebla.
  • Aumento inexplicable de peso, el aumento de la retención de líquidos y/o cara hinchada.
  • La piel seca y/o comezón o alergias.
  • Uñas secas, quebradizas, caída de pelo, pelo quebradizo y caída de ceja.
  • Voz ronca y/o dificultad para tragar.
  • Intolerancia al frío, especialmente en las extremidades como dedos de manos y pies.
  • Calambres y dolores musculares o articulares. 
Si por alguna razón has experimentando algunos de los síntomas mencionados anteriormente, hable con su médico acerca para que revise tu tiroides mediante un examen de sangre llamado perfil tiroideo, para descartar una posible enfermedad. No pienses que tu fatiga o dolores musculares se deben al estrés. Con el cuidado adecuado, es completamente posible levantar la niebla y sentirse bien de nuevo.


Artículo Original: Tanya Jolliffe de SparkPeople 
Traducción: Lourdes Tolentino